La mujer escribe y eso es lo que importa










23 de abril de 2017

Ylia Kazama, Es lo mismo, de cualquier manera


s/d del autor de la fotografía




ES LO MISMO, DE CUALQUIER MANERA

He pasado por muchas cosas
               en el tiempo
pero no es nuevo
               ni motivo de orgullo

cualquiera que tuviera
m
á
s
de cuarenta podría decirlo

He tomado del amor en copas efervescentes
                            en vasos pequeños
en tazas rotas

He dormido a la sombra de una espalda
               junto a una
abrazando una
               he soñado con una

He besado y me han besado
               me han prometido besos
que no me han dado

He amado con locura
               a quien sabe besar
he añorado los besos traviesos
               los de verdad

He aprendido a transigir
               a olvidar
a tener una fe inmensa
               y una risa larga

He puesto mi epitafio tantas veces
               que no recuerdo exactamente
si quiero que escriban alguno

He invertido en dolores y errores
               sin forma ni medida
he adherido mis pies
               a montículos de piedras
y he abierto los bordes del sol
               para tomar de la mano a la luz

He intentado ser valiente sin visiones exactas
               vivido en todos los fracasos
y en todos los días pasados
               con inmersiones desnudas
en el espejo y la ventana

He soñado con quimeras
               repartido mi pan
y he fraguado cantos de vida
               con sed de ambar en migración

He olvidado las obstinaciones
               y he estampado mi firma
en todos los tratados de paz

He visto la mentira codo a codo
              soplado a los dientes de león
pisado las hojas del otoño
              entre la niebla del llanto

Me he cansado de los despistes
              de las guerras
de los actos nefastos
              de saber de niños maltratados
                           o no amados
de seres humanos
              en depredación
de animales en laboratorios
              zoológicos o circos

He tenido paciencia
              no como la de Job

he querido ser Ruth
              y también he querido escribir

He amado sin miedo y sin balance
              sin sobresaltos
              sin encrucijadas
me he sido fiel sin tachadura

He confesado todo
              he sellado mi corazón al destierro
y en el exilio
              hoy
                          me puedo morir
o...
                          puedo vivir

De cualquier manera
              es lo mismo





Ylia Kazama (México, 1964)
POETA/ESCRITORA/DISEÑADORA
en FACEBOOK
su WEB

21 de abril de 2017

Meena, Nunca volveré






NUNCA VOLVERÉ

Soy la mujer que ha despertado
Me he levantado y convertido en tempestad entre las cenizas de mis criaturas abrasadas
Me he alzado desde los arroyos de la sangre de mis hermanas
Me ha dado fuerzas la cólera de mi nación
Mis ruinosas y quemadas aldeas me llenan de rabia hacia el enemigo,
Soy la mujer que ha despertado,
He hallado mi camino y nunca volveré.
He abierto las puertas cerradas de la ignorancia
Me he despedido de todos los brazaletes de oro
Oh compatriota, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré.
He visto criaturas sin hogar vagando descalzas
He visto novias con jena vistiendo luto
He visto gigantes muros de prisiones devorando libertad en su feroz estómago
He vuelto a nacer en medio del coraje y la resistencia épica
He aprendido el canto de libertad en el último aliento, en las olas de sangre y en la victoria
Oh compatriota, oh hermano, no me veas más como débil e incapaz
Con todas mis fuerzas estoy contigo en la senda libertadora de nuestro país.
Mi voz se entremezcla con miles de mujeres en pie
Mis puños se enlazan con los puños de miles de compatriotas
Junto a ti he subido los escalones hacia el camino de mi nación,
Para acabar con todos esos sufrimientos y romper los grilletes de la esclavitud,
Oh compatriota, Oh hermano, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré. 



I'LL NEVER RETURN

I’m the woman who has awoken
I’ve arisen and become a tempest through the ashes of my burnt children
I’ve arisen from the rivulets of my brother’s blood
My nation’s wrath has empowered me
My ruined and burnt villages fill me with hatred against the enemy,
I’m the woman who has awoken,
I’ve found my path and will never return.
I’ve opened closed doors of ignorance
I’ve said farewell to all golden bracelets
Oh compatriot, I’m not what I was
I’m the woman who has awoken
I’ve found my path and will never return.
I’ve seen barefoot, wandering and homeless children
I’ve seen henna-handed brides with mourning clothes
I’ve seen giant walls of the prisons swallow freedom in their ravenous stomach
I’ve been reborn amidst epics of resistance and courage
I’ve learned the song of freedom in the last breaths, in the waves of blood and in victory
Oh compatriot, Oh brother, no longer regard me as weak and incapable
With all my strength I’m with you on the path of my land’s liberation.
My voice has mingled with thousands of arisen women
My fists are clenched with the fists of thousands compatriots
Along with you I’ve stepped up to the path of my nation,
To break all these sufferings all these fetters of slavery,
Oh compatriot, Oh brother, I’m not what I was
I’m the woman who has awoken
I’ve found my path and will never return.






Meena Keshwar Kamal - مینا کشور کمال -
(Kabul, Afganistán, 1956 - Quetta, Pakistan, 1987)
FEMINISTA/ACTIVISTA POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES
Líder fundadora de RAWA
(Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán)
Originalmente publicado en persa en la revista bilingüe (persa/pashto), Payam-e-Zan, Nº.1, 1981
Traducción al castellano de la Asociación Revolucionaria 
de las Mujeres de Afganistán
en WIKIPEDIA


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...