La mujer escribe y eso es lo que importa

"Nolite te bastardes carborundorum"










24 de febrero de 2018

Rodolfo Alonso, 2 poemas 2 (II)



Fotografía de Guy Le Querrec




HASTA EL FIN DEL MUNDO

Una mujer y un hombre abren la noche para que nos
demos cuenta.

Resisten en silencio, entre las graves maldiciones que
percuten al cielo.

Ellos ganan sus manos con un golpe de suerte.


A mitad de camino, la verdad ya va quedando atrás

Buenos vientos
(hacia 1955)







Fotografía de Marte Lill Somby, Offer, 2017



N.

Si yo te hubiera dicho: el corazón es una fruta enorme.
Si te hubiera cantado con estas palabras de descontento
y de traición, si hubiera abierto una sola de mis llagas,
podrías hoy dormir al lado mío.

Pero el cansancio espera y esto es mucho. La vida no da
más de lo que se le pide. Las distancias se agrandan o se
rompen.

La tierra tiene un ritmo.

El músico en la máquina
(hacia 1956)







Rodolfo Alonso
(Buenos Aires, Argentina, 1934)
POETA/TRADUCTOR/ENSAYISTA/EDITOR
en Cien poemas escogidos. Antología personal 1952-2014
Caza de Libros, Colombia, 2017
para leer entrevista en PÁGINA 12
para leer MÁS
su BLOG




23 de febrero de 2018

Salvadora Medina Onrubia, Transmigración (+2)


Obra de Roldán Lauzán Eiras / Shanoa. De la serie Hierofante, 2018




TRANSMIGRACIÓN

Yo soy la hierofántida de la Melancolía
custodio en sus altares grandes vasos votivos
mi voz grave, ennoblece, serena, los motivos
piadosos de los salmos que canto cada día.
En los divinos tiempos que Grecia florecía
yo los fuegos sagrados mantuve siempre vivos
y ya sola en el templo con mis dioses esquivos
de un tajo abrí mis venas…En mi larga agonía
de las turbas cristianas yo escuchaba las voces
fui la última pagana que murió con sus dioses!
Hoy mi alma rediviva presiente que como antes
al templo que custodia llega la turba ansiosa…
Volveré a abrir mis venas, y a los pies de la diosa
las gotas de mi sangre serán como diamantes.

Mayo 3/1918

(manuscrito)
extraído de LAS12






S A L V A D O R A  D I X I T (x2)


Nosotras no queremos los derechos de los hombres, que se los guarden. Saber ser mujer es admirable, y nosotras solo queremos ser mujeres en toda nuestra espléndida femeneidad. Las descentradas somos las que no pensamos, las que no sentimos, las que no vivimos como las demás. Las que entre la gente burguesa somos oveja negra y entre ovejas negras somos inmaculadas. Todas somos raras.



¿No hemos convenido muchas veces
en que somos mujeres extraordinarias?
Las otras deshacen sus dolores con lágrimas.
Yo los deshago con palabras.

(personaje principal de su obra de teatro Las descentradas, 1929)







Salvadora Medina Onrubia de Botana
(La Plata, 1894 - Bs. As., Argentina, 1972)
POETA/NARRADORA/ANARQUISTA/FEMINISTA/
MAESTRA/PERIODISTA/TRADUCTORA
para ver el documental en ENCUENTRO
para leer más en RADAR

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...